Los beneficios de los animales en los ancianos

Los beneficios de los animales en los ancianos

Existe mucho desconocimiento sobre las posibilidades que un animal puede ofrecer a una persona de la tercera edad. Los animales ayudan a sus cuidadores más mayores a mantenerse en buena salud tanto desde el punto de vista físico como psicológico. Son una gran ayuda en unos tiempos que lo necesitan con toda su fuerza. Te vamos a descubrir algunas razones y ventajas de tener a un animal como compañero de los ancianos.

Nos vamos a centrar por ejemplo en un gato, porque aunque son muy parecidos a los perros, en algunas cuestiones los felinos aportan mucho más. Y es que los gatos pueden ser el animal de compañía ideal. No es la primera vez que los ancianos que viven solos caen en la depresión de verse solos. Pues bien, el adoptar un animal de compañía los obliga a tener unas rutinas diarias para cuidarlo, asearlo, jugar con él y alimentarlo. Cuidando de la mascota, la persona se siente más útil y menos sola e incluso pueden llegar a aumentar sus ganas de vivir.

Yo siempre recomiendo un gato como animal de compañía para una persona mayor, ya que necesitan sólo de 20-30 minutos de juego al día y para muchos gatos uno de los momentos mejores del día es cuando duermen en el regazo de su amo. Y ya sabemos que un perro es mucho más activo. Y esto sin tener en cuenta que algunas personas se encuentran más en sintonía con los gatos y disfrutan con tan solo mirarlos.

Además, si tienes un perro vas a tener que sacarle a la calle, mientras que el gato no lo requiere y aún así ayuda igualmente a realizar cierto nivel de actividad. Hay que jugar con él, darle de comer, de beber y limpiar su bandeja a diario y, si tiene el pelo largo, también habrá que realizar cuidados regulares de su pelaje para prevenir la formación de nudos. Unas actividades que un anciano no va a poder realizar.

Terapias

Para la gente mayor, la convivencia con un animal puede transmitir mucha vitalidad; incluso llegan a vivir más tiempo y con mayor calidad. El hecho de tener la responsabilidad de dar de comer a su mascota, llevarlo al veterinario, cuidar su aspecto físico, etc. supone realizar más ejercicio y, por tanto, la consecuente mejora de su salud. Igualmente, acariciar al animal, sentir sus mimos y su necesidad de cuidados, son grandes puntos a favor del uso de animales en el tratamiento contra la depresión.

Yo lo he vivido con mi abuelo. Desde hace dos años está en la Residencia San Vital. Cuando le vamos a visitar siempre llevamos a nuestro perro, y la verdad es que es un amor a primera vista. En los amplios jardines que tiene esta residencia, juegan, se divierten y veo el bien que le hace a ese perro a mi abuelo.

Mascotas en residencias

Poco a poco van siendo más las residencias que incluso permiten tener a animales dentro de ellas. Aunque al principio solo eran tres. Razones organizativas, de higiene… explican de forma razonable lo que podría suponer que los usuarios llegaran con sus perros, gatos, canarios, loros… También pueden causar problemas de convivencia con otros usuarios, ruidos, personas alérgicas al pelo de animales… Sin embargo, seguramente es cuestión de organización y de valorar los beneficios para las personas frente a las complicaciones organizativas.  Es un camino lento pero seguro que poco a poco se va solucionando.

Cada vez hay más residencias geriátricas que apuestan por los beneficios de las terapias con animales de compañía, aunque el paso de que los ancianos ingresen ellas con sus mascotas, está lejos de generalizarse, parece que algo se mueve en ese sentido. Y eso nos gusta.

No obstante, una persona mayor puede beneficiarse de la compañía de los animales, siempre y cuando ésta tenga muy claro que no sólo lo desea, sino que también puede hacerlo. Y es que este caso es parecido al de los niños que por su cumpleaños o por Navidad desean un cachorro, no siempre se puede. Hay que pensar que esto no es un juego, y que está en juego la vida de otro ser vivo. Por eso hay que tener mucha preocupación y sentido común en este aspecto.

Deja un comentario