Pets At Work

Cada vez son más las empresas que, conocedoras de los beneficios que aporta la compañía animal en el trabajo, permiten a sus empleados llevar a sus mascotas con ellos a la oficina. Lógicamente todo dependerá del trabajo en sí, pues no es lo mismo trabajar en un ordenador con un puesto fijo, que hacerlo en una fábrica con un puesto itinerante ya que es posible que el animal, lejos de saber cómo debería comportarse, pueda ocasionar accidentes en los que peligraría tanto su integridad como las de los trabajadores. Pero, ¿qué tiene de malo que el perro acompañe a su dueño a la oficina y espere paciente bajo el escritorio hasta la hora de regresar a casa?

Según la información que hemos obtenido de expertos en psicología, y basándonos en diversos estudios hormonales que se han llevado a cabo en Europa y Estados Unidos, podemos afirmar que llevar a las mascotas al trabajo reduce el estrés y aumenta la productividad.

Según estos expertos, tener la posibilidad de llevar a tu mascota contigo al trabajo reduce el estrés, hace que el ambiente laboral se más creativo, ayuda a reducir el absentismo, mejora las relaciones entre compañeros, crea un ambiente laboral más productivo e incluso los trabajadores tienen menos ganas de acabar la jornada.

Hemos hablado con la psicóloga Maribel Paz, experta en talleres y terapias grupales, y nos ha confirmado que al igual que los animales traen a nuestra vida personal muchísimos beneficios, en el plano laboral no tiene por qué ser diferente. Obviamente siempre han de haber unas normas, unas reglas que hagan que todo funcione correctamente y sin problemas, pero interactuar con tu perro o tu gato cuando algo falla en el trabajo, cuando estás ante un proyecto complicado o cuando estás nervioso y estresado por algo, alivia notablemente las emociones negativas ayudándonos a relajar nuestra mente y a ver las cosas desde otro prisma, desde un punto de vista más positivo.

Beneficios

Algunas empresas que ya han puesto en marcha esta idea, como Nestlé Purina, Google o Affinity están de acuerdo en implantar unas normas que son de sentido común:

  • Los perros deben llevar al día sus vacunas y tener buen comportamients
  • Deben ir atados por el edificio
  • Los empleados no pueden dejar solos a sus perros en ninguna área de trabajo
  • Si el animal defeca u orina por error dentro de las oficinas, el propietario deberá hacerse cargo inmediatamente.
  • Etc.

Para evitar enfrentamientos entre animales, algunas oficinas lo que han hecho es dividir el espacio en habitáculos separando las zonas de trabajo personal con paneles divisorios y mamparas de oficina. Según nos ha confirmado Delbin, cada vez son más las empresas que demandan sus servicios de instalación con el fin de dividir áreas de trabajo en compañías que han adoptado esta medida pet friendly.

Sin embargo, España es uno de los países en los que más está costando implantar el sistema de Pets At Work y aún estamos bastante lejos de llegar a los niveles de Estados Unidos, Alemania o Suiza.

¿Qué opináis vosotros, sería una ventaja llevar a vuestras mascotas al trabajo o una distracción?

Deja un comentario