Cómo son los hoteles para perros

Cómo son los hoteles para perros

Cuando hablamos de hoteles para perros, lo hacemos de unas instalaciones que se han preparado y habilitado para poder cuidar a los canes durante una serie de tiempo. La meta que tienen estos complejos hoteleros es que los perros dispongan de un sitio en el que quedarse y que así los dueños tengan la confianza en que los animales van a gozar de los cuidados que precisan. Este tipo de hoteles dan un cuidado básico, como agua, comida y en muchos casos paseos. Como dicen los especialistas en gestión hotelera de Hotel Up, el avance de estos centros ha hecho que incluso en algunos países se estén sumando a la gestión digital e integral porque la demanda es mucha y también necesitan ser gestionados de forma eficaz.

El crecimiento es imparable

Cada vez hay más y esto es debido a que se quiere dar al dueño la posibilidad de que pueda viajar con la mascota y poder dejarla en el hotel donde se desplaza. El caso es que hay opciones, como este tipo de hoteles, donde van a ser tratados mejor y de una manera más personalizada.

Cómo funcionan los hoteles para perros

Básicamente estos hoteles lo que hacen es cobrar una tarifa que será variable según las jornadas que se hospede el perro. Por lo general se cobrará por días. Por lo general, en cuanto los dueños dejen a la mascota en el hotel canino, va a poder contactar de forma telefónica con el personal.

Pese a que no suele haber contacto de forma directa con el perro mediante fotografías o vídeos, sí que deben estos hoteles cumplir con un tipo de normas para poder mantener las instalaciones en magnífico acondicionamiento para así poder llegar a albergar muchas mascotas.

Para ello el centro tiene que disponer de profesionales en este campo, tales como los veterinarios, adiestradores, de tal forma que puedan comprender el comportamiento de los canes.

Así es como el hotel para perros puede tener la garantía de que se cumplen todas las necesidades de los animales  y así poder resolver toda clase de problemas que puede aparecer.

No siempre es fácil saber qué hotel para perros es el más adecuado, por lo que lo mejor antes de que dejemos nuestra mascota por un largo tiempo, es que los dueños tengan previamente una toma de contacto.

Esto lo podemos hacer visitante durante un día o fin de semana el hotel para perros en el que estemos pensando. Para ello hay que conocer las instalaciones y los cuidadores que allí trabajen.

Fundamental llevar al perro a la visita. Así es como el animal va a poder conocer el entorno y puede que la estancia para él sea menos estresante. Por este motivo hay que intentar que se relacione la estancia con una experiencia de lo más positiva, evitando que se produzcan traumas.

Fundamental que el can vaya a la visita. Así es como el animal puede conocer el entorno y que la estancia sea algo menos estresante.

Adquiere gran importancia el que se relacione la estancia del perro con una experiencia que será positiva, para evitar así que aparezcan los traumas.

Algunos contras de los hoteles para perros

Pese a que son de gran utilidad cuando los dueños no pueden cuidar al perro, tienen una serie de pegas.

Trato impersonal

Es complicado que con el gran número de animales que tienen estos hoteles, el centro no le va a poder dar el trato que merece el perro. Hablamos de que no todos pueden comer lo mismo, pasearse, bañarse o pueden existir jaulas realmente atestadas.

Estrés ambiental y las jaulas

No olvidemos que los canes que terminan en estos hoteles o residencias a veces terminan pasando los días en jaulas cuando son sitios modestos. Afortunadamente comienzan a existir verdaderos hoteles.

Los cambios de alimentación

No olvidemos que los hoteles para perros frecuentemente hospedan a varios animales a la vez, por lo que el perro no va a tener un servicio personalizado. Quizá en este sentido lo más grave es que no tendrá la alimentación personalizada, lo será por el pienso que use el hotel. En el caso de que el perro tenga alguna necesidad a nivel de alimentación esto sería problemático.

Esperamos que después de este artículo os haya quedado más claro en qué consisten esta clase de hoteles que son, sin duda, una alternativa para todos aquellos que quieran dejar a su perro en el caso de que no puedan llevarlo de viaje o ante un evento. Suerte en vuestra elección.

Deja una respuesta