Los nuevos reyes de la casa

Los nuevos reyes de la casa

Hoy nuestras mascotas son uno más de nuestras familias. Lo fieles que son, la forma en que siempre están dispuestas a escuchar, a hacernos compañía, son motivos más que suficientes para que en casi cada casa del país haya una mascota.

En las circunstancias en las que estamos se han convertido, incluso, en el salvoconducto para que podamos salir a la calle con ellos. Mientras realizan sus necesidades nosotros, sus dueños, nos sentimos unos afortunados.

Sin embargo, esta tendencia viene de antes. La generación millenial no trae niños a sus casas, si no mascotas. Tanto es así, que en España ha crecido tanto el número de mascotas, que ya supera al número de niños: más de 22 millones, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (Anfaac). La velocidad y las complicaciones de la vida diaria ha producido un incremento de mascotas en los hogares del 200%, en la última década, y un descenso del número de niños.

El negocio que gira alrededor de ellas también ha crecido hasta cifras vertiginosas. Por poner un ejemplo, tan solo el segmento de la alimentación alcanzó un valor global de mercado de más de 84.000 millones de euros en 2018.

Tendencias

De la misma forma que mucha gente ha sustituido el cariño de los hijos por el de las mascotas, esta misma sustitución también se ha llevado a cabo en sus bolsillos. Y las marcas lo saben, por eso todo lo que hoy en día se vende como pet-friendly triunfa. Incluso firmas de lujo como Louis Vuitton ofrecen complementos exclusivos, y la marca italiana Moncler lanzó una colección para perros, con chalecos con capucha y reversibles y chaquetas de plumón, con el mismo material de nylon que usa en sus colecciones habituales

Los gastos de una mascota ya no solo están formados por veterinario y alimentación. Existen infinidad de complementos: ropa, juguetes, mobiliario, fisioterapia, psicólogos, alimentaciones específicas, hasta cementerios propios.

La humanización de los perros ha llegado para quedarse. El Parlamento acaba de aprobar una ley que define a los animales como “seres vivos dotados de sensibilidad”, y no objetos expropiables o enajenables, como lo eran antes. Ya no nos consideramos sus dueños, nos consideramos sus padres y, como tal, los consentimos.

  • Ropa: la moda para mascotas llegó hace unos años y no deja de crecer. En principio se trataba de una opción práctica, que cumplía con su función de resguardarlos del frío o la lluvia. Pero ya no. Existe una amplia variedad de camisetas, buzos y chaquetas, mini abrigos que pueden ser llevadas con estilo por la mascota. Y que muchos de sus dueños intentan combinar. No es la primera vez que HHG se ve ante la petición de encontrar en su catálogo algo que el cliente busca combinar con estas pequeñas creaciones para sus mascotas. Aquí los perros ganan por goleada a otras especies.

Para los gatos se ofrecen algunas prendas, pero más sencillas que, por su naturaleza, los gatos tienden a trepar o saltar y necesitan sentirse más libres.

  • Alimentación: este sector está en continuo crecimiento, y la industria no deja de ofrecer nuevas propuestas con alimentos funcionales y de categoría premium. Su última apuesta es la de la alimentación saludable, que ya lleva unos años calando en los humanos, y como los consideramos parte de la familia: si cambios mis hábitos de consumo también cambiamos lo que les ofrecemos a ellas.
  • Accesorios: además de lucir y comer bien, el universo de las mascotas se ha visto invadido de cuidados que protegen su bienestar. Baños especiales, salas de juego, camas cómodas y una gran variedad de juguetes están a nuestra disposición si queremos mimar a nuestro animal de compañía.

Estilo de vida

Gracias al crecimiento de estos nuevos mercados y a las necesidades de estos propietarios, las nuevas propuestas están cambiando también nuestro estilo de vida.

Muchas cafeterías, restaurantes, hoteles, incluso tiendas de ropa han adoptado el concepto de pet-friendly, es decir, que en sus instalaciones reciben sin problema a las mascotas, pues han identificado que esta inclusión les puede ayudar a ganar clientes.

Pero no queda la cosa aquí, muchas parejas que deciden casarse hoy día buscan celebrar este evento de forma que se pueda incluir a sus mascotas. No sólo vistiéndolas con un toque elegante, sino haciendo que la fiesta en sí sea pet friendly; desde el recinto de la celebración a la presencia de un cuidador.

Y claro, no todos los matrimonios acaban bien por lo que ya existen abogados especializados en resolver este tipo de conflictos en caso de divorcio. Es más, recientemente se dictó la primera sentencia compartida para una mascota, igual que se haría con los hijos.

El debate está abierto, y puede que sea difícil de entender para aquel que no convive con una mascota. Sin embargo, los “papis” lo tienen claro, si alguna vez todos nos damos un capricho, ¿por qué no vamos a hacerlo mismo con ellas?

 

Deja una respuesta